Ya hemos recibido nuestro nuevo hornillo Optimus Nova+. El paquete se compone de una funda que contiene la bomba y el hornillo en sí, y de la botella de combustible, que encaja en el portabidones de la bicicleta.

La ventaja principal de este tipo de hornillos es que funcionan con prácticamente cualquier combustible líquido que encuentres (queroseno, parafina, gasolina sin plomo e incluso diesel). Dependiendo del combustible, va a requerir más o menos mantenimiento: el diesel o la gasolina enguarran más el sistema, por ejemplo. En cualquier caso, se elimina la dependencia de los cartuchos de gas porque, por muy remotos que sean los pueblos por los que pasemos, alguno tendrá una gasolinera.

¿Cómo funciona el hornillo Optimus Nova+?

El funcionamiento es el siguiente: se rellena la botella con combustible y se enrosca la bomba. La bomba dispone de un émbolo que se ha de accionar entre 25 y 40 veces para presurizar el sistema, hasta que oponga una resistencia más o menos fuerte.

El siguiente paso es abrir la válvula para dejar salir un poco de combustible y volverla a cerrar. Encendemos el quemador y tendremos una llama grande y roja, sin apenas potencia, para pre-calentar el sistema. Cuando el combustible se haya consumido, podemos abrir la válvula de nuevo y, ahora sí, tendremos una llama azul potente y regulable para poder cocinar.

Una vez hayamos acabado de cocinar, podemos darla la vuelta a la botella (señal OFF hacia arriba) y la bomba dejará de alimentar el quemador hasta que, una vez el circuito se vacíe, la llama se apague y el hornillo quede despresurizado. Ya sólo queda esperar unos cinco minutos a que el hornillo se enfríe para poder desmontarlo.

Galería de imágenes